sábado, 29 de noviembre de 2008

...tenía que ser Cheiw

Será la lluvia, será el haber pasado este sábado en casa, será el haber estado ordenando juguetes todo el día…sigo nostálgica. Y mi nostalgia me ha llevado a buscar y encontrar esta joyita para los que, como yo, estabais en edad de comer chicle en 1980. Somos la generación del Cheiw junior y todos alguna vez nos hemos comido un “tacote”. Los había de cuatro sabores y gracias a la campaña publicitaria que a comienzo de los 80 lanzó Damel, la empresa que los creó, se convirtieron en los chicles más famosos del país. No eran mi golosina favorita (los chicles nunca lo han sido y estos además estaban duros como piedras hasta que uno conseguía dominarlos!), pero la canción del anuncio si que la asocio a los felices días de mi más tierna infancia. Y cómo la vida no deja de sorprenderte y de todo en esta vida se aprende, hoy me he enterado de algo y “me he quedao muerta”. La famosa canción del anuncio de Cheiw junior es de… Juan Pardo! (¿será anterior o posterior al Bravo por la música?).








Para refrescaros la memoria aquí tenéis la letra.

Ratatatata..... Cheiw Junior
Tacotes de Cheiw
Oye, moderno,
ha salido otro chicle Cheiw Junior;
por cinco pesetas te dan dos tacotes de Cheiw Junior.
Eso me mola chaval,
me va cantidad,
se lo saben hacer los muchachos de Cheiw Junior.
Cheiw Junior, Cheiw Junior, Cheiw Junior, Cheiw tacotes de Cheiw.

Ratatatata..... Cheiw Junior
Tacotes de Cheiw
Oye, moderno,
te reto a un concurso con Cheiw Junior
a ver quién consigue los globos mayores
con Cheiw Junior:
Eso me mola chaval,
me va cantidad
los cuatro sabores tan ricos de Cheiw Junior
Cheiw Junior, Cheiw Junior, Cheiw Junior. Tacotes de Cheiw
Ratatatata..... Cheiw Junior
Tenía que ser Cheiw.

Y por cinco pesetas te daban dos tacotes de Cheiw!. Espero haber conseguido dibujar una sonrisa en vuestra cara y haberos hecho recordar vuestros alegres días infantiles. ¿Qué no recordais la música?...Ahí va…

2 comentarios:

Beatriz V.P. dijo...

No conocía tu blog, es súper interesante, voy a quedarme un ratito leyendo con más detalle :) A mí también me encantaban los Cheiv!!!

María dijo...

Yo no soy de chicles y cuando mis hijos los toman, ¡quiero desaparecer! eso sí, como en la edad te sigo muy de cerca, compartimos muchos recuerdos, además de algún viaje en coche desde el cole.