miércoles, 26 de noviembre de 2008

Cerezas de invierno

Ya sé que no es tiempo de cerezas. Es tiempo de castañas, naranjas, membrillos…que anuncian que viene el frío. Y vaya si viene, que por estos lares parece que ha entrado con fuerza para quedarse (vaya frío que hace hoy, me siento como el hombre del anuncio de gas natural!). Habrá que buscar maneras de caldear el ambiente ( en el buen sentido, claro). Se me ocurre como posibilidad pintar nuestras vidas en tonos rojos, que digo yo que algo de calidez aportará a este gélido otoño-invierno (supongo que en Laponia se reirían de mí si leyeran esto, que ya quisieran ellos los graditos que tenemos hoy por Jerez).

El rojo es un color muy especial. Una debe ser consciente de que vestida de rojo va a llamar la atención, para bien o para mal. Por algo en mi despedida de soltera me “sugirieron” vestirme de rojo cuando todas la demás iban… de negro (cómo para dudar quien era la que se casaba!). Si eres atrevida y te ves bien, adelante, que con un traje rojo y un taconazo te comes el mundo. Si eres discreta…mejor optar por el color cereza tan de moda este invierno. Es un color elegante, sugerente, cálido y evoca algunos placeres sensoriales: un buen vino, unas cerezas del Jerte… Para mí es un color otoño-invernal, del que prescindo en verano. Con la piel tostadita prefiero el rojo (sin ser tampoco mi color favorito…), cuando ya no quedan rastros de mi “moreno” veraniego los “rojos matizados”, que contrastan mejor con “mi blanca palidez”. Gracias a mi costumbre de guardar prendas de otras temporadas “por si acaso” (hasta límites insospechados, y con unos niveles de acumulación que me van a obligar a comprar un armario auxiliar para el que tampoco tengo sitio!) me he encontrado una capa color cereza que pienso rescatar. Aún a riesgo de que mi padre me llame caperucita roja… pienso aprovecharla. Acabo de caer en la cuenta de que mi nuevo portátil también es color cereza (“rojo rubí” según las especificaciones del fabricante). ¡Qué bonito que es…si es que una sigue las tendencias y me puede la estética!

Este invierno los colores vienen matizados: grises, ocres (para las que no nos atrevemos con el amarillo), malvas, verdes, azulones… y el color cereza como alternativa al rojo pasión. Me gustan los matices y me gustan los colores que sin ser rojo evocan este color. El color cereza, o guinda, o burgundy, o burdeos, o color vino tinto…cualquiera de sus variantes y como quiera que sea que se le llame. La pasarela otoño-invierno 08-09 ha estado cargada de propuestas en estos tonos. Aquí teneis algunos ejemplos, en diferentes estilos y en los que además se observan las variantes de color posibles.

Sofisticados como los de Elie Saab...







Donna Karan....





Ángel Schlesser...




Y qué me decís de estos abrigos de Versace...





También me gusta mucho la mezcla de estos tonos, cómo han hecho algunos diseñadores: el cereza, el fresa, el ciruela (vaya son todos colores que hacen referencia a frutas…).

Galliano...



Diseñadores nacionales como Ailanto o Lemóniez...






No podía faltar mi propuesta creativa para este post. El “experimento” de hoy es un collar largo en el que se alternan bolas de resina en color guinda con bolas facetadas rojas. Las primeras aportan sobriedad, las segundas viveza. Creo que la combinación funciona. El conjunto se completa con una cinta de terciopelo color burdeos, rematada en el lateral por un lazo hecho con una cinta de un ancho diferente, y que resta seriedad a la composición.



Os enseño también la versión corta del collar eliminando la cinta de terciopelo (sólo bolas alternas) y unos pendientes a juego.




Os aseguro que las cerezas son de verdad. Son las cosas del destino y por eso hoy tenía que hacer este post, que por supuesto tiene “guinda” musical y de color “ROJO”.

3 comentarios:

Braulia dijo...

Doy fe de que guardas la ropa, confeccionada o por hacer, en tu casa o en la mía, pero eso es inevitable con una fuente de creatividad como la tuya. Un beso

Pilar dijo...

y... cerezas de tul!

Me acabo de enamorar de este blog! Te ficho!

;-)

Te invito cuando quieras a tomar unas cerezas nupciales en

cerezasdetul.blogspot.com

Un beso guapa
Cerezas de Tul

luf dijo...

Precioso tu blog muy acertado todo lo que explicas del color cereza es muy sobrio pero al mismo tiempo muy combinable, los collares preciosos.
muxus y biquiños