jueves, 11 de diciembre de 2008

...hay un amigo en mí

La proximidad de las fiestas navideñas siempre da pie a organizar reuniones con amigos. Nosotros no podíamos ser menos. Siempre desde hace ya más de diez años, nos reunimos un día cualquiera de diciembre para estar juntos y reírnos mucho, mucho, mucho…(unos más que otros y ya entenderéis por qué). Este año hemos aprovechado el pasado puente (puentesito santo, santo puentecito que diría José Mercé), para celebrar la tradicional y esperada reunión del “MUY MEJOR AMIGO INVISIBLE DESTRUCTIVO”. Y esto se merece un post y todos los que vengan porque son ya unas cuantas ediciones y os aseguro que ninguna ha tenido desperdicio.

Lo que comenzó siendo un grupo de compañeros de Facultad, que se amplió con las parejas respectivas (yo formo parte de la "ampliación"), ahora se ha convertido en una “familia” que no deja de crecer. Hemos vivido juntos momentos muy emocionantes en la vida de cada uno de nosotros: Fines de carrera trabajando codo con codo, celebraciones varias de esos fines de carrera (si nos pusieramos a repasar cada una de ellas yo creo que alguno acabaría llorando de la emoción o de la risa), bodas, casas nuevas, nacimientos de hijos y a partir de ese momento bautizos, cumpleaños y reuniones infantiles varias…..Hemos compartido tantas cosas importantes…. Algunos incluso me han hecho madrina de la niña más guapa y simpática del mundo, empatada con “mi” Claudia como comprenderéis. Y además compartiendo este regalo, privilegio y responsabilidad, con otro amigo del alma. Manolo, que tenemos una ahijada que es una maravilla.

Ahora ya casi no cabemos con tanto niño alrededor sin parar de moverse. Es muy bonito verlos a todos juntos compartiendo juegos y risas. Y seguimos creciendo. Ay Juanito, que a tí te conocimos en una de estas reuniones, cuando nada más llegar y sin conocer a nadie le plantaste dos besos a Dani y todos pensamos, y éste quién es?. Y el año que viene Juanito o Andrés o María o Lucía o como queráis llamar a ese pedazo de niño que vais a tener “la Carmela” y tú, será el último “fichaje” de la fiesta (¡salvo sorpresas de última hora, que todavía hay margen!).


Y el “MUY MEJOR AMIGO INVISIBLE DESTRUCTIVO”, ¿eso qué es lo que é?, cómo diría algún buscador de "escalopendras". Voy a hacer un poquito de historia. Cuándo empezamos con nuestra reunión navideña celebrábamos una cena (éramos “jóvenes” y nos gustaba disfrutar de la noche). Después pasamos a la reunión diurna y fue entonces cuando para amenizar las sobremesas decidimos introducir este juego “destructivo” que ha hecho que algún año se tambaleasen los cimientos de nuestra sólida amistad… He de confesar que la que introdujo esta fuente de discordia fui yo misma, al descubrir este maquiavélico juego en una cena también de Navidad con los que entonces eran mis compañeros de trabajo. Las bases del juego son en esencia las del clásico amigo invisible, con un matiz: Además de dos regalitos considerados “buenos” debe aportarse un tercero “reciclado”. Y paso a definir reciclado: Regalo recibido anteriormente por la persona que ahora lo regala y desechado por ésta por motivos varios. Tienen cabida en este apartado ese cenicero de cristal con forma de herradura y cabeza de caballo en la base que te regaló tu tía poco conocedora de tus gustos en unos Reyes (sobre éste cenicero volveré luego, es mi debilidad); ese marco de fotos con que la agencia de viajes te obsequió en tu viaje de novios con su letrero de Royal Vacaciones incluido; esa figurita “estuve en Tenerife y me acorde de ti” que te trajo una vecina que se fue de vacaciones y te dejo encargada de regarle las macetas; ese reloj-tetera “made in China” que alguna amiga despistada de tu madre te regaló un cumpleaños hace muchos años; ese objeto ¿esto pá qué sirve, esto qué é?, con que te obsequiaron en la última boda a la que fuiste…Os aseguro que es una buena fórmula para sacar de vuestra casas cosas que no queréis…y que las tire otro, porque es innegable que estos regalos no dejan de tener un “valor sentimental” que dificultan el que seamos nosotros mismos los que los llevemos al contenedor. Yo siempre pienso en la persona que me hizo el regalo y acabo por volverme con él a casa. Ahora hasta ansío que alguien en estas fiestas me haga el regalo hortera-inútil correspondiente para regalarlo el año que viene.



Mi maravilloso cenicero-herradura salió de mi casa hace cuatro ediciones, volvió a entrar, volvió a salir y este año alguien ha tenido el detalle de traerlo de nuevo. Me enorgullece que se haya convertido en un bien tan apreciado por mis amigos, que año tras año se acuerdan de él y lo traen. No ha podido tener mejor destino y destinatario. Se nos ha ido a Madrid a la calle Hortaleza. Javier, que lo disfrutes y lo honres como se merece, que seguro que sí. No me imagino un sitio mejor para este cenicero, que siempre consideraré un poco mío. ¡Cómo va a combinar con las maravillosas baldosas hidráulicas Villaroy-Bosch de tu casa!. En el salón o lo pongas dónde lo pongas lucirá como en ningún sitio.

Iba a poner fotos de algunas ediciones anteriores de nuestra maravillosa reunión, pero al final he optado por quedármelas para mi misma por dos razones: porque alguno podría pedirme derechos de imagen y sobre todo, porque las fotos atestiguan el inexorable paso del tiempo…ellos con menos pelo y más barriga y nosotras …mas DIVINAS si cabe, que somos como el buen vino… Para evitar agravios comparativos me guardo las fotitos pero tengo una de la primera cena…escalofriante. Aunque no haya documentos gráficos que lo certifiquen os aseguro que nuestra mesa era digna de ver por los manjares varios y por ese glamuroso mantel morado (siguiendo tendencias como no podía ser de otra forma) directamente traído de Zara Home a juego con los muebles de la cocina de los anfitriones (que no se os escapa un detalle, guapos).

A pesar de amigos “invisibles destructivos”, distancia, trabajos, “comentarios hirientes” sobre como envejece cada uno…ahí seguimos, reuniéndonos año tras año, para seguir compartiendo trocitos de vida. Y los que quedan por venir… Un beso muy, muy fuerte para todos, y ya sabéis que a pesar de la cafetera…

6 comentarios:

Anónimo dijo...

LO SABIAMOS.....LO SABIAMOS
NUESTRA MACA LO SACARA EN EL BLOG... POR ESO CUIDAMOS TODOS LOS DETALLES.Y ASI HA SIDO....
¡¡¡¡¡YA SOMOS FAMOSOS¡¡¡¡¡

ENHORABUENA POR ESTE PEAZO DE BLOG.ME ENCANTA¡¡¡¡¡¡

Y GRACIAS POR SER LA MADRINA MAS MARAVILLOSA QUE PODIA TENER ROSALIA.

TE QUEREMOS UN MONTON.

Maria dijo...

y esto es un anónimo??? pero si esta clarisimo quienes soisss!!!!! jajajaj Un beso sevillanos

Braulia dijo...

Creo que he reconocido ese cenicero de cabeza de caballo, por casualidad no sera de una tia que era vecina nuestra del primero? Ni el cenicero ni la que lo regaló podrían haber imaginado nunca una vida tan ajetreada.

macarena dijo...

Anónimo: Sé quien eres y dónde vives, recuerda que fui capaz de averiguar la identidad de Violette Morange...
María: No esperaba menos de tí, has estado a la altura. Efectivamente de Sevilla y olé.
Braulia: Qué razón tienes, ya se sabe que el que guarda haya...y sobre todo espero haber llegado al punto de no retorno, que tú sabes lo bonito que era pero en nuestro salón...no coordinaba con las cortinas.

Un beso a todas.

Anónimo dijo...

Esla primera vez que pongo un comentario, así que me voy a identificar: MCP.
Menos mal que te tenemos, Macarena, además de amiga, nuestro portable hard drive. No recordaba tu perfidia al introducir la variante conflictiva que yo gusto en llamar "Enemigo invisible" para mayor rapidez. Un concepto flash vale más que mil palabras, recuerda lo que te digo para tus próximas campañas.

Algunas reflexiones. Sobre momentos de gran hilaridad en reuniones varias, nunca olvidaré el aplomo con el que Carmela reconoció -como parte de un juego, para los forasteros a estas lides- que por supuesto que le gustaba el sexo anal, ante el asombro de Paco, recién ennoviado con Conchi y que ponía su cara más esforzada de circunstancia mirando a todos lados.

Nuestra ahijada, ese sol cuya autonomía me sorprende, será porque no tengo hijos, pero la veo tan decidida dispuesta a darme como gran tesoro un muñeco a medio descabezar e igual de determinada a recuperar su pertenencia y seguir su periplo. "¿Dónde está el padrino?" Y me señala. Y contenta sigue a lo suyo.

Tu despliegue de joyería me ha sorprendido. Algunas críticas constructivas: la imagen corporativa me parece, como dirían los valencianos, de puta madre (ya sabes que las tres categorías estéticas de los valencianos son: aseadet, de categoría y de puta madre). Luego, dentro de las distintas líneas, hay piezas que me gustan más que otras. Sobre Yo me divierto jugando a inventarles nombre, pero claro, yo no soy el diseñador. Pero creo que hay cosas francamente imaginativas, favorecedoras y que demuestran una personalidad inquieta y una sensibilidad exquisita. No te echo más flores por pudor,que por algo eres mi comadrina, pero de veras creo que la línea tiene un potencial serio. Estuve a punto de regalarle la piruleta a doña Marisa Paredes, que por algo le puse la tarjeta. A ver si te hacía publicidad. Pero luego fui un poco egoísta y pensé en mi tía, a la que le va a encantar y que va a llevar seguro en cuanto pueda. Pero ya sabes que esa limitada línea de famoseo puede ser explorada, que a Marisa le encanta recibir regalos tan favorecedores.

Y aquí, una confesión. Yo nunca me he caracterizado por ocultar mi enemigo invisible. Este año estaba particularmente contento, porque me había tocado MCR, tu esposo. Tenía visto el regalo, los dos relacionados con objetos de escritorio que pensaba que le podían gustar, uno bueno y otro auxiliar. Pero como no sé en qué mundo vivo, cuando fui a comprarlo el sábado por la mañana me encontré que era día de la Constitución y que estaba todo cerrado. Mi siguiente opción: ir al super y comprar un buen vino o un buen aceite, con eso siempre se acierta y yo es lo que más agradezco. Por cierto, el Pedro Ximenez, buenísimo. Pero hasta el super estaba cerrado. Lo único que encontré fueron esos dos botes con un aspecto -al menos el de las banderillas- bastante ordenado y espectacular. Me acordé de tu padre y su suegro y pensé que en medio de tantas fiestas, a alguien gustaría.

No me arrepiento.

(La cafetera la encontré tirada en la calle junto a una de las clásicas italianas de poner en el fuego. Supuse que pertenecían a un mismo dueño que tenía una nueva Nespresso y se había desecho de los viejos cacharros. La electrica funciona, aunque me han dicho que ese tipo de electrodomésticos hace un café aguachurri malísimo. La de fuego la tengo yo para poder ofrecer café al que venga a casa. Riesgos que se corren...)

macarena dijo...

MCP: Abre un blog ya! Tú si que tienes potencial como escritor. Y como amigo no tienes precio. Tu comentario me ha dejado, como todo lo tuyo, sin palabras. Un consejo: Comenta más y serás más breve y conciso. Aunque desde luego me quedo con este comentario tal y como está. Yo tampoco tengo pudor en decirte que te quiero y que te admiro, es público y notorio. Y por cierto, que doña Marisa se hubiera quedado la piruleta me hubiera hecho ilusión, pero que la tenga tía Dorita es un honor, porque es otra persona muy especial por la que siento mucho cariño.

Pues lo dicho, guapo, un beso fuerte, fuerte y gracias,gracias y mil veces gracias...Bebete una copita de Pedro Ximénez y brinda por los buenos amigos y los nuevos proyectos...

Macarena