miércoles, 2 de febrero de 2011

Sentido y Sensibilidad

Yo estaba mejor "de lo mío". No sin poco esfuerzo y sufrimiento. Este fin de semana de reclusión había conseguido la abstinencia absoluta: Mi caja con seis DVDs me miraba pero yo me había propuesto ni "rever" los capítulos, ni ver los extras, ni nada de nada...Incluso miré pero de reojo algún reportaje con el que me tropecé en las revistas de lectura obligada. Todo por evitar recaídas. Tan contenta que estaba yo con mi fortaleza de espíritu. ¡Si hasta tenía ganas de empezar a ver Orgullo y Prejuicio (la serie de la BBC), para "olvidarlos"!.

Pero entonces, ella, que dice estar asustada por mi delirio, publica una foto como la que no quiere la cosa y la terapia...¡fracasa!. ¡Eso no se le hace a una amiga!. La recaída fue un hecho consumado cuando de forma natural al ver la foto en cuestión grité: Oh-my-God!. ¡Yo que siempre he tenido el oído como una piedra para la lengua de su graciosa majestad y un respeto tremendo a articular palabra alguna y destrozarla con mi "pronunciation"!. Porque una de las extrañas consecuencias de esta obsesión mía es que ahora disfruto de las series y películas en versión original y lo que es peor, digo palabras en inglés.¿Raro?. Absolutely!.

Las obsesiones tienen eso. Que obsesionan. Y claro una sigue con su vida, con su rutina, pero ellas vuelven. En forma de revisor de tren clavadito a Henry Francis, en forma de enfado exagerado con los niños al más puro estilo de la histérica Betty Draper, o mientras pienso que quiero contaros en el próximo post, cuando vuelvo de trabajar en el tren desde mi particular Madisson Avenue gaditana a mi barrio residencial . Y en ello estaba hoy cuando me vino a la cabeza un pensamiento "raro" y peregrino (ahora soy yo la que empieza a asustarse):¿A qué huele Don Draper?.



A qué huelen las cosas, las personas y como lo percibimos. Porque hoy se trataba de hablar de sentidos y de sensibilidades (eso antes de que la obsesión y el cable se me cruzaran). De como engañamos a los sentidos o los sentidos nos engañan a nosotros. Me resultan muy curiosas las diferencias de percepción de la realidad que tenemos unos y otros. Y me refiero a la percepción meramente sensitiva. Olfato. Olores. ¿Se perciben objetivamente o estamos condicionados en nuestras percepciones?. De todas las memorias que tenemos los humanos la memoria olfativa es una de las más interesantes. Los recuerdos olfativos. El poder evocador de un olor. Y la capacidad para oler sin que el olor esté. Imaginar olores. Inventarlos. Y buscar olores nuevos. Y dejarse sorprender.

¿A tabaco? ¿A whisky? ¿A Varón Dandy?(nooooo, I´m sure!. ¿ A Dick Whitman?. No lo sé. Un tipo que guarda precintadas las camisas en el cajón de la oficina para una urgencia, cuando menos me desconcierta en materia de fragancias. Aunque, seguramente, me gustaría...

6 comentarios:

tienda dolores dijo...

Pues sabes que me hago esta pregunta a menudo...en el transcurso del periplo que dura tu "viaje" madmeniano, lo único que te hace falta para vivir esa realidad paralela en su totalidad son los olores y saber a qué huele Betty o Sally o Don. Y cómo me encanta jugar yo ya le he puesto sus olores con bote y nombre concretos incluso las fragancias hogareñas, sólo que en mi juego todos son perfumenes actuales (son los que controlo) para mí Don huele a bosque quemado (jajjajajaa) ya te daré el nombre del perfumen en cuestión.

a nice style dijo...

Qué buen post, Maca! Sabes? Yo soy fan de Jane Austen y de todas las versiones que diferentes cadenas, productoras... han hecho de sus novelas. La de Orgullo y prejuicio de la BBC es una obra maestra! Y la versión para cine de Keira Knightley hizo que viera al Sr. Darcy desde el minuto 1 como si fuera el hombre de mis sueños!
Un beso muy grande!

PD: Te debo mail :)

zer0gluten dijo...

Pues yo tengo un compañero que objetivamente huele muy mal y en eso coincidimos toda la oficina.Debe haber percepciones idénticas en algunos casos.
Y yo que quieres que te diga, creo que Don debería oler a colonía fresca. Y digo debería porque para tapar todos sus affaire(s)sus duchas y perfumados tendrían que ser muchos.
Besitos sin gluten, of course.

Gudulina dijo...

¿Te dás cuenta que estás humanizando a un personaje de ficción?
Mr. Darcy huele a hierba y Mr. Draper a una mezcla de colonia fresca, tabaco y cuero nuevo...pienso yo.

Mandrágora dijo...

Ummm Drapper tiene que oler a hombre limpio, de esos que se quitan la camisa por la noche y siguen oliendo a recién duchados pero con algo de regusto a tabaco!! Ummmm quien pudiese olerlo todo!

Reyes dijo...

Madre mía, como estamos con mad men! Sabes que algunos de los objetos que salen fueron regalos de boda que les hicieron a los padres del creador de la serie? Besos.
No dejes de ver Pride&Prejudice versión BBC es ESPECTACULAR!
Espero que estéis todos mejor. La gripe es un asco.