lunes, 7 de febrero de 2011

Nada nuevo bajo el sol.

Porque el sol afortunadamente ha vuelto. Y los virus se han ido. Y después de dos semanas saliendo lo justo y necesario (entiéndase, para ir a trabajar) y decidida a acabar con la clausura impuesta por la gripe-infantil-secuencial (modalidad seguramente bien conocida por los padres de 2 ó más hijos, porque por supuesto primero fue uno y luego el otro, que puestos a estar fastidiados mejor 14 días que 7), el domingo ¡a la calle!. Agradable paseo familiar por la principal calle comercial de la city. Deseosa de ver, de descubrir, de mirar...que ya que me había perdido las primeras y las segundas rebajas(este año no tenía el más mínimo interés en las sales), quería que se me grabaran en la retina las primeras impresiones de la new season. ¿Decepción? ¿Estupefacción? ¿Incredulidad?. Resumen de mi paseo: Oh my God!.

Necesitaba y esperaba encontrar algo nuevo. Algo refrescante. Algo que de verdad me sorprendiera. Y la verdad es que sorprendida estoy. Sorprendida de encontrarme otra vez lo mismo. De que el primer reclamo de la temporada en el escaparate de tres conocidas "firmas" sea...chantatachán: Los looks marineros?, el navy?, las rayas?...Si hay una persona a la que le gustan el azul marino, los botones dorados con anclas y los calabrotes, es a mi.Y estoy encantada de que lo marinero sea "clásico", atemporal, y vuelva a casa no por Navidad sino verano tras verano. Pero...¿algún guiño?, ¿alguna chispa? ¿una vuelta de tuerca?. Creo que entre en estado de shock porque aquello fue un auténtico déjà vu : ¡Eran los mismos escaparates por delante de los que me pasee en las rebajas del verano 2010!.



Nada, absolutamente nada nuevo entre tanta novedad. Pero es que llevo ya un tiempo con esta sensación. Y no sólo con la ropa. Es como si hubiera entrado en un estado de aburrimiento general ante mucho de lo que me rodea. Porque no hay nada que me sorprenda, que me emocione, que me haga quitarme el sombrero y decir "chapeau" (alternativamente, Oh my God!, con su justa y debida entonación). Pero es que no hay manera. Es como si las cosas hubieran perdido brillantez, originalidad,fuerza. Y todo se repitiera, y se repitiera, y se volviera a repetir. Y el mundo se hubiera vuelto plano delante de mi.

¿Es la crisis?. ¿Estamos sumidos en un estado de dejadez general que atenaza las buenas ideas y las deja en los cajones?. ¿O es que ni siquiera surgen esas buenas ideas que por tanto no llegan ni a estar en el fondo de un cajón?. ¿Mediocridad?.¿Pues no se supone que cuando se toca fondo se agudiza el ingenio y los grandes talentos surgen entonces de debajo de las piedras y sacan el barco a flote?. ¡Qué salga ya el primero de la clase!. Alguien-algo que destaque, que se salga de la línea base y haga que cuando lea revistas, coma en algún restaurante nuevo o vea la televisión no me sienta "cansada" y hasta estafada sino que me quede ojiplática y feliz como una perdiz.



Puede que todo esté realmente inventado. Que el fin de la historia que preconizaba Fukuyama allá por los 90 sea una realidad no sólo en lo político y en lo económico sino que vaya más allá. Y por eso a todos (y me incluyo), nos da por mirar atrás, por los revival, por ponernos nostálgicos y querer que los hombres vuelvan a llevar sombrero y abrigo (deseo personal e intransferible consecuencia de mi obsesión en vías de superación)...ains. Pero por Dios (oh, my God!), ¡qué alguien me diga que es posible reinventarse!. Rescatar pero también modelar, cambiar, innovar. No me gustan los finales, ni aunque sean felices. Así que quiero pensar que quedan muchas ideas por salir y mucha inteligencia y buen hacer por funcionar.¿Tendremos que esperar mucho tiempo?.

Por favor, que alguien me de una alegría con su último y sorprendente descubrimiento. Y mi aburrimiento se convertirá en emoción. Y en inspiración para el día a día.

Nota: Obsérvese la notable mejoría en mi problema lingüístico. Estoy consiguiendo articular sólo algunas palabras en mi perfecto english y que se intercalen de forma espontánea en mi discurso. Sé que me va a llevar mi tiempo. Os pido paciencia y comprensión en este duro trance.Lo superaré. I´m sure.

6 comentarios:

a nice style dijo...

Me han encantado maca! Sensacional en el post, como siempre!! A mí tb me pasó lo mismo la semana pasada. Salí a ver tiendas y me 'desinflé' tanto que me volví a casa...
Un beso muy grande!

tienda dolores dijo...

Las Rebajas cada vez se alargan más y más...
Lo que a ti te pasa se llama "sindrome post mad men" es una nueva emfermedad muy dificil de diagnosticar pero que su principal detonante es que el paciente habla en inglés a diestro y siniestro y los que estan a su lado sólo les queda escuchar atentamente y decir a todo que "yes, yes", porque saben que el paciente esta en un momento complicado (porque ellos ya lo han padecido).

Sólo estamos en Febrero la artillería pesada esta por venir.

Love & Peace ;)

Parole dijo...

esta todo por llegar Maca ya veras !! un bsto

Másdelomismo dijo...

Sí, a veces yo tengo la misma impresión, pero últimamente estoy muy investigadora, y me hago listas de cosas nuevas que tengo que ver, catar, probar.... y funciona!!!! Por ejemplo, este fin de semana he encontrado un buen restaurnate japonés, y un indio "normalito" pero que me ha devuelto la confianza en esta ciudad.

En cuanto a ropa, pues "más de lo mismo", aunque para mi ha resultado de lo más atractivo que mi Inditex se haya lanzado al mundo del color vivo.... ay, Amancio, como me conoces!!!

Gudulina dijo...

¡Que gran verdad!
Un solemne aburrimiento se ha apoderado de los escaparates.

Reyes dijo...

Hola! Yo te entiendo con lo de la gripe secuencial, yo volví de Logroño y me he encontrado con un virus de esos que te hace parecer la niña del exorcista secuencial!... y lo de ropa, bueno, es que he hecho un voto de "no consumir" hasta que no me quite los kilos que me sobran así que no miro para no sufrir!!! Besos!
(oye, tu niño es TOTAL!, me encanto su comentario sobre las ballenas ;-)