lunes, 18 de enero de 2010

Escúchate a ti mismo

Hay veces que es necesario escuchar a tu cuerpo, "escucharse" a uno mismo.Y no me refiero sólo a esas veces en que nos asalta el deseo irrefrenable de ir a la despensa por el chocolate o darnos el capricho que sea porque "nos lo pedía el cuerpo". Excusa perfecta, divina justificación a nuestros impulsos, sin perder de vista que en ocasiones se trata de necesidad real impuesta por las hormonas, las endorfinas o neurotransmisores varios. Pura química.

Hay veces que la necesidad de "escucharnos" va más allá. Supone parar. Tener tiempo para uno mismo. Mirarse. Pensar en lo que uno quiere. En lo que necesita. En lo que no funciona. En lo que quiere cambiar.En lo que de verdad importa y lo que no. En tomar decisiones. Siempre se está a tiempo. Y nuestro cuerpo nos habla, nos cuenta, nos da llamadas de atención. Sólo hay que estar atentos. Y no tener miedo. Ser conscientes de que la vida está llena de puntos de inflexión.



Lo de escucharse no siempre es fácil. Hay que saber hacerlo. Estos días ando intentándolo. Necesito escuchar lo que me digo. Por eso os puede parecer que llevo unos días que estoy sin estar. Al menos esa sensación tengo yo en algunos momentos. Necesito silencio para escucharme. Estoy hablándome. Y cuando consiga oír y poner todo en orden será el momento de decidir, pasar a la acción, hacer cambios, continuar... Con las cosas claras y sabiendo lo que quiero. Porque soy yo la que decido.

Empezamos. Y hoy lo que me pide el cuerpo es escuchar esto. Cambios alrededor...¿o soy yo la que necesito el cambio?. Afortunadamente hay cosas que permanecen, si no sería todavía más complicado.

9 comentarios:

Alegría dijo...

Ayer fue mi día para eso. Llevaba algunos, viendo las señales, y ayer, decidí dar un frenazo en seco. Volver todo del revés, para salir de la rutina de los domingos, y escucharme y mimarme un poco, a mí. Los de casa lo entendieron, los de fuera, "con la boca pequeña", pero no me importó... por una vez...

Un beso, y a escuchar.

lina escalante dijo...

La vida es puro cambio!!!
besos)

Lina Escalante

XAVS dijo...

Amén! La introspección es fundamental y es el carburante del cambio!
besos,
X

nimenos dijo...

ahaha, con que eso era??? bien, entonces nos pararemos todos para no hacer ruido y que te llegue el mensaje alto y claro, tu mandas, cuando tu estés preparada volveremos a hacer ruido.

Reyes dijo...

Que razón tienes, la rutina y el día a día a veces se comen todo y es necesario parar y mirar a ver que es lo que te apetece hacer de verdad. Ánimo y sigue buscando!!! Besos. (PD1. no me puedo creer que no vieras Xanadu con 8 años! hasta mi padre que era anti-cine comercial nos llevó a verla a mis hermanos y a mi! PD. Yo también hacía coreografías con mis hermanos con los patines ;-)

tienda dolores dijo...

Escucharse no es tan fácil y menos cuando tu cuerpo te dice tantas cosas a la vez, pero yo te ayudaré a traducirlas, se me da muy bien.

Besos girly!!!

Piluka dijo...

Con esta vida tan acelerada que llevamos, hay veces que no tenemos tiempo ni para escucharnos.
Besitos.

Zerogluten dijo...

Pues vive sin vivir en tí, pero escuchaté bien, que me consta que lo estás haciendo estupendamente y por supuesto, que sepas que yo soy una de las cosas que permanece, eso sí, a tu entera disposición.
Cuando lo tengas claro y tu cuerpo te pida chocolate para celebrar la recepción del mensaje, te proporciono unas trufitas.
Mil besos sin gluten princesa.

Blair dijo...

Espero que en este proceso de reflexión y escucha encuentres las respuestas que necesitas.
No sé si te mandé el enlace del post que dediqué a tu regalo:

http://bycheapandchic.blogspot.com/2009/12/mi-amigo-invisible.html

Besos