miércoles, 27 de enero de 2010

Cabaret Voltaire

Coja un periódico.
Coja unas tijeras.
Escoja en el periódico un artículo de la longitud que cuenta darle a su poema.
Recorte el artículo.
Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que forman el artículo y métalas en una bolsa.
Agítela suavemente.
Ahora saque cada recorte uno tras otro.
Copie concienzudamente en el orden en que hayan salido de la bolsa.
El poema se parecerá a usted.
Y es usted un escritor infinitamente original y de una sensibilidad hechizante, aunque incomprendida del vulgo.


No me he vuelto loca. Estas "instrucciones" son en realidad el poema PARA HACER UN POEMA DADAÍSTA de Tristán Tzara. ¿No os dan ganas de coger un periódico y hacer la prueba?.

Es curioso como unas cosas llevan a otras. Como las historias se entrecruzan y forman inevitablemente una trama. Como de forma inesperada descubrí a una mujer que me tiene fascinada: Sophie Taeuber-Arp, de la que un día os tengo que contar algunas cosas. Como ella hizo que me cruzara necesariamente con el dadaísmo, sus manifiestos y el poema anterior. Y como en mi recorrido una de mis paradas necesarias fuera el Cabaret Voltaire.



El Cabaret Voltaire fue fundado en Zúrich en 1916 por el joven poeta alemán Hugo Ball y su compañera Emma Hennings, trasladados en plena primera guerra mundial a esta ciudad de la neutral Suiza. Ella era bailarina, cantante y pianista por lo que pensaron que podrían ganarse la vida transformando un antiguo cabaret en café literario. El lugar fue rebautizado como Cabaret Voltaire y se le considera sede del primer grupo dadaísta. Al poco tiempo se unirían a ellos el poeta y pintor alsaciano Hans Arp (marido de Sophie Taeuber-Arp y posteriormente reconocido escultor no figurativo) y el artista rumano Tristan Tzara, quien formularía allí sus primeros manifiestos del dadaísmo. Juntos desarrollaron una serie de actividades en el Cabaret que se divulgaron por su carácter provocador. El cabaret se convirtió en lugar de reunión de poetas y pintores que buscaban otros horizontes artísticos y experimentar con nuevas tendencias.



La primera celebración en el Cabaret Voltaire tuvo lugar el 5 de febrero de 1916 y consistió en un espectáculo de variedades con canciones francesas y alemanas, música rusa, música negra y exposiciones de arte. En ese mismo año se publicó un panfleto titulado Cabaret Voltaire con contribuciones de Guillaume Apollinaire, Filippo Tommaso Marinetti, Pablo Picasso, Amadeo Modigliani y Vasili Kandinski y con un dibujo de Arp en la cubierta. Más tarde también frecuentarían el local artistas provenientes de América como Marcel Duchamp y Francis Picabia, y pasarían por allí el propio Kandinski, Paul Klee y Giorgio de Chirico.



Aunque en sus inicios el dadaísmo fue visto por muchos como un movimiento promovido por un grupo de ruidosos, excéntricos,transgresores, anti todo, es innegable que el transfondo era mucho más potente que todo eso y su contribución a las vanguardias del siglo XX es indiscutible.



¿Y qué ha sido del Cabaret Voltaire?. En invierno de 2002 un grupo de artistas autodenominados neo-dadaístas, "ocupó" el local que se encontraba en un lamentable estado de abandono. Pretendían convertirlo en símbolo de una nueva corriente que trataba de resucitar el movimiento dadá. Durante unos tres meses hubo una serie de interpretaciones, fiestas, tardes poéticas y proyecciones de cine, haciéndose a los habitantes de Zúrich partícipes del experimento. El 2 de marzo de 2002 la policía expulsó a los «okupas» y desde entonces el edificio se convirtió en un museo en recuerdo de Dadá. A pesar de los rumores que apuntaban a su desaparición por el recorte de las ayudas públicas,en septiembre de 2008 los ciudadanos de Zúrich decidieron en referéndum contribuir con sus impuestos al mantenimiento del museo que se ha convertido en un auténtico símbolo de la ciudad.



Hoy la música la trae alguien a quien el dadaísmo no le era ajeno, porque tuvo contacto con los dadaístas y porque aunque los expertos no se ponen de acuerdo sobre la existencia de una música dadaísta hay quien en la suya ve estos matices. Satie puso música a un guión de Cocteau y el resultado fue "Parade", ballet que se estrenó en 1917 con decorados y vestuarios de Pablo Picasso.

6 comentarios:

Chelo dijo...

Me fascina la historia, que pases un buen miercoles!....bss

tienda dolores dijo...

Wooooooooooooowww!
Me has enamorado aún más baby!
Deberiamos ser más Dadás...yo cómo buena granaina y estudiante de Literatura hice realidad en poema dadaísta con estas instrucciones.
Besoscabareteros.

nimenos dijo...

Pues no soy yo muy dadá, no... nunca me acabaron de convencer, pero, oye, en la variedad está el gusto y el regusto...

Besos queen nutella

aryadna dijo...

DADA es la libertad del individuo, es espontaneidad, es lo inmediato, es sobre todo kontradicción, es decir no kuando los demás dicen sí, y decir sí kuando los demás dicen no, kaos kontra orden, imperfeccion kontra perfeccion..
"Dada no signifikada nada" escribio Tristan Tzara, pero este movimiento ha signifikado i signifika mutxo mas de lo ke ellos pretendian.. realmente el manifiesto Dada deberia ser totalmente obligatorio leer para kualkier artista, pero por desgrazia kasi ninguno lo lee.
me enkanta esta entrada Maca!!! un besazo

Zerogluten dijo...

La verdad es que dan ganitas de hacer el poema dadaista. No sabía este "juego" poético.
Ha sido de lo más instructivo e interesante tu post de hoy. Felicidades.
Por cierto, me gusta mucho Modigliani. Su retrato de Lunia Czechowska presidió durante un tiempo el dormitorio de mi hermano, luego lució en el despacho de mi padre y ahora lo tienen en el salón de casa. No me canso de mirarlo, la verdad.
Besitos sin gluten.

Reyes dijo...

Wow,que interesante, me encanta la historia y tu blog no deja de sorprenderme gratamente ;-) Besos