jueves, 20 de enero de 2011

Seven years ago

Los niños crecen rápido. El tiempo vuela. De aquí a nada tienes toda una señorita en casa...Todo frases hechas. Los que tenemos niños sabemos que son recurrentes, socorridas y ...VERDAD. Los niños crecen a saltos. Cuantitativos y cualitativos. Y de pronto van más allá. Y no te da tiempo ni a reaccionar. Lo vas asumiendo e intentas, al menos yo, de disfrutar también de esos cambios.

Hoy es el cumpleaños de Claudia. No necesito marcar una fecha en el calendario para darme cuenta de que estamos en uno de esos momentos de cambio. Otros gustos, otros intereses, otras conversaciones...Y que es verdad que crece rápido, que el tiempo vuela, que tengo toda una señorita en casa...No soy de las madres que se lamentan de que sus hijos crezcan. Mira que soy dramática y folclórica para algunas cosas pero no, no me oiréis eso de "qué pena me da que se hagan mayores". Al contrario. Es verdad que a veces puedo añorar algunos momentos de cuando eran más pequeños pero trato de disfrutar cada etapa como viene y con lo que toca en cada una. Ya no llora porque quiere que me quede con ella al apagar la luz para ir a dormir, ahora llora conmigo, en silencio y a moco tendido viendo Toy Story 3 y Mamma Mía. Sentimentales que somos.



Claudia cumple siete años. Desde hace un tiempo no puedo evitar pensar que mis primeros recuerdos nítidos de la niñez son de cuando yo tenía 6-7 años (los tengo más antiguos, pero aislados, difusos). Eso quiere decir que lo que le pase ahora posiblemente lo recuerde cuando sea adulta. Teniendo en cuenta además que esta niña ha heredado el disco duro de su madre, asumo la responsabilidad de hacerla feliz cada día para que recuerde cada uno de sus días de infancia como un día feliz.

Los hijos son nuestros, pero no nos pertenecen. Espero que de aquí a unos años no se me olvide. Y la siga viendo crecer. Y la deje crecer. Porque se parece a mi en muchas cosas, pero no soy yo. Porque le he enseñado muchas cosas, pero es ella quien las ha aprendido. Porque se llama Claudia, porque su papá y yo quisimos pero ahora CLAUDIA es una persona no un nombre. Pero que no se me olvide, porque va a seguir creciendo: Es mía, pero no me pertenece. Vendrán años complicados, momentos difíciles, porque además es necesario pasar por eso. Adolescencia le llaman. Y espero estar ahí, a la altura. Y esos años pasarán y vendrá otra etapa. Ojalá que ahora, entonces y siempre podamos seguir cantando juntas. Soy su madre y ella es mi hija. Y eso, que no se nos olvide nunca a ninguna de las dos.

12 comentarios:

tienda dolores dijo...

A mi hija no le enseño esta entrada porque ya sabes que M-A-T-A con esta canción...
Seven Years, si señora! Todas tus palabras son verdades como puños, ahora toca otra etapa, otras conversaciones y es fascinante.
En mi casa es un día importante, es el cumpleaños de Claudia.

mer dijo...

Precioso post guapa, muchisimas felicidades a Claudia de nuestra parte.

Resulta fascinante verla y observarla, cuando está con su super amiga...ya te lo he dicho mil veces, no hay otros iguales vamos.

Besos

a nice style dijo...

Qué bonito post, Maca!! Me ha encantado! Y felicita de mi parte a esa pequeña. Mi felicitación espero que llegue la semana que viene, te mantendré avisada :) Un beso muy fuerte para las dos!

Zerogluten dijo...

Me quedo con que los hijos son nuestros pero no nos pertenecen. La fuerza de la genética es fuerte, más aún la del amor, pero por encima de todo hay que dejarlos crecer y que sean independientes y felices.
Me hace gracia que te preocupen los recuerdos de su infancia y el momento en el que se empiezan a recopilar recuerdos para la madurez, porque yo también me lo planteo muchas veces. Cómo somos las madres! (bueno, y los padres).
Es una señorita encantadora con una madre encantadora. Pasaran momentos difíciles, pero estoy segura de que los resolvereis con soltura. Los que os conocemos, lo sabemos.
Felicidades a esa encantadora pequeña que todo el que conoce, adora.
Besitos sin gluten.

Piluka dijo...

Que post mas bonito!
Muchisimas Felicidades a tu princesita.
Besitos.

Másdelomismo dijo...

Lo que os digo, a los 4, se os cae la baba con la niña, porque la niña lo vale y porque seguramente es muy ella, también es muy vosotros....

Una de las cosas que desde el principio me hizo ver que Claudia era especial es que es curiosa, y sobre todo, observadora... la vida son muchas más cosas, pero si tienes eso de serie... que queréis que os diga... tiene mucho ganado...

Ana dijo...

Hola.... en breve las mías cumplen 5 y 8 años.... recuerdo que también te leí el año pasado y me encantó... porq pienso casi igual que tú... casi... porq si me da penita que crezcan ... no sé .. miedo al mundo que vemos... en fin.. que son unas palabras preciosas que invitan a reflexionar... felicidades a Claudia y un abrazo a la escritora ... que te sigo porque enganchas...

MaRtA dijo...

me encanta! felicidades a la gorda...a CLAUDIA!

Noe dijo...

Bueno, como ya sabes esto no es lo mío y siempre llego tarde, concretamente una semana después. Aún así me han encantado tus palabras, me han llegado muy, pero que muy adentro. No puedo decir más. Felicidades a la enana y a su querida mamá.

Mageritdoll dijo...

Un post de los más bonitos que hemos podido leer últimamente... en una palabra: :-) precioso

Sergio y Cristina&Mageritdoll

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Cuanta razón tienes, y cuantas veces se nos olvida: nacen de nosotras pero no nos pertenecen.
Son personas con sus propios gustos, sus propias necesitades, sus deseos.....

Yo tambíen espero que NUNCA, se me olvide.

Besos

Reyes dijo...

Que bonito! Curiosamente, cuando mi marido y yo vimos mamma mía nos pusimos a pensar como sería cuando nuestra Princesa nos diga que se va a hacer su vida...y nos entró una melancolía... Besos