miércoles, 28 de abril de 2010

Cosas de niños

Creo que todos los que me leéis sabéis a estas alturas que tengo dos hijos, niña y niño, de seis y tres años. Inevitable y afortunadamente vivo inmersa en ese mundo infantil al que regresamos cuando convivimos con niños. Risas, llantos, peleas, abrazos, insomnio, sueños placenteros, te quiero, ya no te quiero, angustia, tranquilidad, responsabilidades, satisfacciones...todos y cada uno de esos tópicos que se cuentan de lo que te cambia la vida con los hijos. LLevo una semana especialmente complicada batallando con el maravilloso mundo de las "peleas" entre hermanos, ahora te chincho ahora me alío contigo y hacemos pandilla para enfrentarnos a mamá, contando hasta diez cada vez que hay un momento "tengo 6 años, soy mayor, hago lo que quiero" o un momento "tengo tres años, te llevo la contraria" (este ya lo conocía). A pesar de eso os aseguro que por nada del mundo cambiaba "mis momentos" ejerciendo de mamá. Que en algún momento querría salir corriendo, tampoco os lo niego. Cosas de niños.

Y de cosas de niños vamos a hablar. Porque ellos van a tener a partir de ahora más protagonismo en este laboratorio. Desde hace mucho tiempo esta idea me rondaba la cabeza. Había pensado echarla a rodar la próxima temporada pero al final los plazos se han acortado y este es el momento. Me apetecía muchísimo hacer experimentos para niños, porque me parece que con los niños las posibilidades son infinitas y porque además tengo en casa a la presumida mayor del reino, siempre pendiente de que su mamá le haga alguna cosa que poder lucir. Así que que en los próximos días podréis ver los primeros experimentos LBdM para niños. Nace LBdM kids.



Experimentos que podréis encontrar en el Catálogo Rojo, aquel que inicialmente se concibió para que en él tuvieran cabida los experimentos flamencos pero que nunca llegaron a presentarse porque LBdM diseña complementos de flamenca exclusivamente por encargo. El rojo es un color que me gusta mucho para ellos porque tiene la chispa y viveza de los niños. De momento serán sólo experimentos para niñas, porque si el mundo del complemento para hombres es tremendamente complicado hacer complementos para niños es casi imposible. Aunque no dudéis en que haré esfuerzos en este sentido.

Hasta ahora sólo una persona ha visto mis experimentos infantiles. Y ella ha sido mi primera clienta. Mi insistencia en que le regalaba lo que quisiera ha venido acompañada de su enfando (ese momento que os contaba de "soy mayor, hago lo que quiero"), porque quería gastarse esa "fortuna" que guarda desde que el ratoncito Pérez vino a casa por primera vez. ¡Seis meses esperando a encontrar algo especial que comprar con sus primeros ahorros y quiere un LBdM!. Ego de madre por las nubes y subidón.

Podéis llamarme blandita pero he llorado más de una vez con esta canción. Recuerdo un concierto de Serrat en el que lloré desde el segundo 1 en que empezó a sonar hasta diez minutos después de haber terminado...no había forma de quitarme aquella congoja. Dice grandes verdades y claro, me sale la vena mamá y no hay pañuelos suficientes en el mundo. Como él mismo dice, dedicado a los niños...y a sus padres.

6 comentarios:

BdeH dijo...

No hay duda de que tu hija, 1) sabe lo que quiere, y 2) eres su inspiración. Enhorabuena! Que ganas de verla. Un beso!

A Nice Style dijo...

Me ha enctando el post! Genial! Y enhorabuena por esa nueva línea, estoy segura que del Laboratorio saldrán experimentos geniales.
MUCHO ÁNIMO!

Un beso grande

nimenos dijo...

Cuando tu niña necesite más espacio para guardar sus cosas y arrincone las tuyas te acordarás de este día.

No es buena idea alimentar al enemigo en casa ;-)

Besos preciosa

Piluka dijo...

Estoy deseando de ver esa colección.
Los niños son una gran fuente de inspiración!
Besitos.

lina escalante dijo...

Qué bien Maca una nueva línea!!.
estoy deseando verla)))

un besazo,
LINA

Anónimo dijo...

Te deseo muuuuuucha suerte con tus pequeños nuevos clientes!!!

Ains... esa canción.... qué recuerdos en el villamarta :)

Un beso!!!
Y...... nos vemos con el rebujito en la mano!

Lou.