miércoles, 17 de marzo de 2010

The King Of King's Road

Así lo llamaban en la prensa fashionista de la época y ha sido uno de mis grandes descubrimientos en mi paseo investigador por el Londres de los años 60. Raymond "Ossie" Clark fue uno de los diseñadores británicos más influyentes de esa década y de la siguiente. A pesar de haber caído durante mucho tiempo en el olvido, el gusto por lo vintage ha recuperado esta figura imprescindible en aquellos años en los que se gestó el Swinging London y la estética hippy-chic londinense que vino a continuación.


Ossie en el Royal College of Art en junio del 65

Ossie Clark se graduó como número uno de su promoción en el Royal College of Art de Londres, en 1965. Este mismo año y con sólo 23 apareció por primera vez en la edición inglesa de Vogue y a partir de ahí su ascenso fue imparable.



Twiggy, los Jagger, Pattie Boyd, Jane Birkin, Jean Shrimpton,Ali MacGraw y un largo etcétera de famosos vestían habitualmente sus diseños.


Ossie con Pattie Boyd a mediados de los 60


Ali MacGraw con uno de sus floreados diseños

Fue un modisto aventajado, visionario, con muchísimo talento y con un dominio increíble del patronaje. Sus diseños eran diferentes, vitalistas, llenos de color y de flores. Era famoso por sus volantes, sus maravillosas y vaporosas camisas, sus perfectas chaquetas y sus precisos abrigos. Pero sobre todo por sus vestidos.



Una de las señas de identidad de los diseños de Ossie Clark son los estampados. Y en este caso el mérito no hay que atribuírselo a él sino a quien fue su mujer pero sobre todo su otra mitad: Celia Birtwell.


Ossie Clark y Celia Birtwell retratados por su amigo David Hockney. Mr. and Mrs. Clark with Percy.


Los "reales" Ossie, Celia y Percy.

Celia era diseñadora textil y sus maravillosos estampados impresos en las creaciones de Ossie convirtieron sus piezas en auténticas joyas.Formaban un tándem perfecto.




Jane Birkin luciendo una de sus creaciones. Inconfundibles esos estampados...

La carrera de Ossie Clark alcanzó su máximo esplendor a finales de los 60 y principios de los 70. El Swinging London llegaba a su fin y con el cambio de década se cambiaban también los minifalderos diseños de Mary Quant que lucían las Swinging girls por vestidos y faldas hasta los tobillos y pantalones que comenzaban a ensancharse.


Ossie en su taller en 1969

Con la llegada del punk a finales de los setenta cambian los parámetros, las perspectivas y la manera de vivir. Cambia la moda, las ventas caen y Ossie Clark, que siempre fue tremendamente vulnerable y de carácter depresivo pierde el rumbo de su vida arrastrado además por las drogas y el alcohol. Desorden y desenfreno en estos años.

Ossie Clark murió trágicamente en 1996 asesinado por su novio italiano. Y después de su muerte sus diseños vuelven a triunfar rotundamente al ser rescatados por Kate Moss o Sienna Miller, como encarnación del espíritu bohemio-hippy (boho) tan de moda en los últimos años.

Como sucediera con Barbara Hulanicki y BIBA,o con la propia Celia Birtwell que ha reeditado sus estampados para la marca Topshop hace poco, Ossie Clark ha recusitado volviendo a las pasarelas en el siglo XXI. En 2008 desfilaba la primera colección de la marca Ossie Clark bajo la dirección artística de Avsh Aslom Gur, un diseñador curtido en la Central Saint Martins. No sé cuanto del espíritu y de la maestría de Ossie quedará en estos nuevos diseños respaldados por una multinacional que inevitablemente aprovecha su nombre como reclamo. Si queréis ver como eran sus diseños originales y disfrutarlos, no dejéis de pasar por aquí.

Ossie Clark también va a estar presente de alguna manera en los experimentos del Laboratorio de Maca para esta primavera-verano. ¿Cómo?. Pues de la mano de ellas dos: Jane y Emma. Pronto vais a conocerlas y van a llegar cargadas de flores y del espíritu del Londres de finales de los 60, ese Londres donde Ossie era el rey.

6 comentarios:

BdeH dijo...

¡Que ganas de conocer a Jane y a Emma! y ¡qué vestidos!!! mataría por tener uno de ellos, y me lo pondría!!! Un beso!

nimenos dijo...

Alguna vez he visto en e-bay modelos auténticos del King, y no veas el precio que acaban alcanzando.... donde hubo, siempre queda.

Zerogluten dijo...

Algunos años la moda vuelve y esta es de las que seguro que volverán. No en vano, muchos de los vestidos veraniegos que tanto nos gustan ahora son similares a los de King. Que conste que aunque lo tutee, ha sido un descubrimiento. Venir a tu casa es aprender siempre.
Besos sin gluten y cuida esa garganta.

Chelo dijo...

Me gusta cada vez más el tema que has elegido...el último parrafo me suena a algo explosivo! que ganas de verlo...bss

Piluka dijo...

Me gustan esos estampados!!
Besitos.

Zepequeña dijo...

Supo como destacar!

Zepequeña.