martes, 7 de diciembre de 2010

Urban Girl

O al menos eso creía yo. Una chica de ciudad. Urbanita por naturaleza.



Que de pronto entiende como nadie a Carmen Sevilla.



¿Acaso voy camino de convertirme en Rural Woman?. ¿Acaso querré retirarme algún día a un pueblito tranquilo de la serranía?



Rural Woman incluso tuvo valor para saltar al albero.Detrás del burladero, bien protegida (¡y tanto, como que me cubría de la cabeza a los pies!).



Un reencuentro bien vale el paseo.



Un queso milagroso obró el milagro. San Payoyo, lo llaman. Payoyo en manteca, payoyo en romero, payoyo en pimentón. Cabras, ovejas e incluso "semicabras" payoyas. Más información aquí.



Demasiado tiempo sin vernos. Me alegra haberlas encontrado tal cual las recordaba. La una, tan "clásica" como siempre.



La otra tan "moderna" como ella es.



Me hicieron descubrir que no sólo los santos tienen novena, también los cumpleaños.Y digo yo, ¿qué pensarían los lugareños si me voy a vivir al pueblo y me siento en la plaza de la iglesia a ver mi libro, con mi collar puesto?. Los rayos de sol serrano en la cara y mi tapita de payoyo al lado.

Después de dos fines de semana consecutivos disfrutando de la vida serrana, empiezo a verle su lado bueno a la vida campestre. Oleleriuh!.

8 comentarios:

tienda dolores dijo...

Pero!!!!!!!
Que collar mamma mía! Preciosisimo...
El libro es fuente de inspiración continua para mí, incluso más de una vez lo he tenido en el escaparate ilustrando a los viandantes sus pasos.
El reencuentro ha merecido la pena, pero tú urbaba a más no poder, no te engañes ;)

El taller de Curra - Cartonnage dijo...

El collar ideal y el pueblo maravilloso serás urbana total pero comprendo las ganas de trasladarse a vivir a un sitio así.!!

Másdelomismo dijo...

Los lugareños alucinarían viéndote tomar "el fresco", cariño... allí parar 2 minutos sentado a la intemperie es una temeridad de las gordas... a menos que seas una semicabra, está claro... ya sabes...

a nice style dijo...

Espero que lo pasaras muy bien. De vez en cuando, una escapada rural nos viene bien. A mí por lo menos me ayuda a 'callar' la cabeza, sacarla de la rutina y del jaleo y dejarla que descanse por unos días.
Me ha encantado este post Maca!
Un beso muy grande

Lina Escalante dijo...

Pues claro que si ... viva lo rural!!!! ... te lo dice una pueblerina.

El collar es maravilloso Maca!!! ... qué pieza tan bonita.

Un beso y disfruta muchooooo de lo que queda de puente!!!!

besos:-)

mer dijo...

Ese collar es un tesoro nena! y de locura pasar un rato al fresco en ese pueblo, rrrrrrrr.

Mil besos payoya mía! Hasta prontito, muuuy prontito.

Lourdes dijo...

Después de tantos años hasta ahora no empiezas a verle sentido a la vida campestre???
ay omaaaaa

Reyes dijo...

El campo es lo mejor! Si yo pudiera trabajar desde casa creo que sólo bajaría a Madrid para ver exposiciones (y para ir al pediatra, el de Madrid es buenísimo!). Vamos, como que uno de mis sueños (no compartido por el esposo) es de montar un hotel rural en un pueblo dejado de la mano de Dios... Besos,

- El collar verde es ALUCINANTE