domingo, 31 de octubre de 2010

Jalogüín

Esta noche es la noche. Calabazas, brujitas y vampiros han tomado las calles. Y no puedo evitar ante este espéctaculo verlo como algo extraño,que más me parece que estuviéramos en carnaval que en la víspera de todos los Santos. Seré muy clásica pero soy más de esto:



De esto:


Y de esto otro:


(como me decía el otro día una amiga, "en casa somos más de crisantemos", genial frase).

Entendedme. No soy nada fundamentalista.Ni para esto ni para otras cosas. Incluso he ayudado a vestirse a una demonia que con tridente incluído quería hacer algo especial en este Halloween (¿contradictoria?). Y es que todo lo que sea conocer, saber, disfrutar de cosas que nos ofrecen otras culturas me parece estupendo. Y en estos tiempos que corren es hasta inevitable porque las fuentes de información y los canales a través de los que nos llega ésta son infinitos. Lo que me incomoda es que unas costumbres desplacen a otras y veamos como propio lo que nos es ajeno y lo propio sea desconocido. Que en todas las grandes superficies cuelguen del techo esqueletos, vampiros y escobas y no haya ni una sola referencia a los "Tosantos". Que montones de niños hayan llamado hoy a alguna puerta al grito de "truco o trato" y otro montón de adolescentes estén disfrutando de una terrorífica noche y ni unos ni otros conozcan el Tenorio. Que los padres (y me incluyo) cedamos ante tanto reclamo puramente comercial y no nos ocupemos de que los niños también conozcan lo que siempre se ha hecho aquí el día de todos los Santos y el día de los Difuntos. Y lo que me resulta igualmente molesto son los excesos,la falta de término medio, encontrarme con lo mismo vaya donde vaya, ¡que estoy saturada de tanta calabaza que se ilumina!.

Reconozco que la fiesta anglosajona tiene a su favor la implicación de los niños y la desdramatización de la muerte, el reirse de esas cosas que habitualmente a ellos y a nosotros nos dan respeto (¡¡¡miedo!!!), y objetivamente esto de los disfraces y los caramelos es más divertido que ir al cementerio a limpiar las lápidas. Pero para mí son días de comer pan de higos,almendras, castañas, nueces, dátiles, orejones, membrillos...(como cuando era pequeña y mi padre llegaba a casa con el cargamento de frutos secos para celebrar el 1 de noviembre), de ver el Tenorio en la tele (este año no lo he conseguido) y de releer "El monte de las ánimas" de Bécquer (mi leyenda favorita, miedito del bueno).

Y digo yo, ¿y si me presento en una fiesta de Halloween vestida de doña Inés? ¿habría alguien que al verme me diera la réplica y dijera aquello de

"Llamé al cielo, y no me oyó,
y pues sus puertas me cierra,
de mis pasos en la tierra
responda el cielo, y no yo"?

Tendré que esperar al año que viene para comprobarlo.

Feliz día de Todos los Santos.

Tanto criticar, tanto criticar y os dejo con un zombie...responda el cielo, y no yo.

11 comentarios:

vestidadedomingo dijo...

yo también soy más de crisantemos y Bécquer

Másdelomismo dijo...

Magnífica defensa de nuestros valores, jejejeje.

Yo es que no entiendo varias cosas del matiz que está tomando todo esto... en primer lugar, ¿quien dijo que esta fiesta era para niños? ¿Porque todo tiene que ser para niños?

2. Jamás me llevaron de pequeña a limpiar una lápida, jamás. Yo recuerdo que mi abuela el día antes compraba flores para llevarlas al cementerio y este día iba muy temprano. Y recuerdo ver velas encendidas en la casa, tantas como personas eran echadas de menos.

3. Pongamos nombre a todo esto: los americanos tienen un miedo irracional a la muerte y a la vejez, más que el lógico de cualquier ser humano. Así que tratan de quitarle hierro al asunto con momias y esqueletos rumbosos, pero... tengo yo la leve impresión que un pueblo que no tiene asimilado que la muerte es parte de la vida, y que cree en la inmortalidad, que no le tiene respeto a la muerte no nos debe interesar.... ¿Como nosotros que éramos un pueblo que sabíamos perfectamente cómo comportarnos en un duelo no sabemos hoy ni como dar un pésame? Qué triste.

4. Y por tanto.... porque carajo hay que desdramatizar la muerte??? Incluso para los niños.... no se trata de meterles miedo, se trata de que aprendan, y vean como algo natural que la gente muere, se hacen viejos y se mueren, sí... es que no hay más. ¿Porque tratamos de idiotizarlos?

Se nota que Jalovin me enloquece, verdad...

macarena dijo...

Si lo llego a saber el post me lo escribes tú...jajajajaja. Básicamente estoy de acuerdo contigo en todo, pero es que ya sabes que en algunos asuntos soy más tibia que tú....jajajajajaja. Relajate y pasá un buen día.

Másdelomismo dijo...

cierto, cada día estoy más bolchevique

Zerogluten dijo...

Bueno, pues yo no me voy a posicionar porque no celebro ninguna de las dos. En mi casa nos hemos limitado como tremendamente golosos a comer huesos de santo y en algunas ocasiones panellets, pero nada más allá. Afortunadamente dos de mis abuelos aún siguen vivos y mi abuela murió hace poco, así que en mi infancia "no faltaba nadie".
Pero sí quiero hacer un apunte histórico que descubrí hace unos años y que me resultó francamente interesante.
En realidad Halloween es una fiesta celta que nace como celebración del final de verano. El ganado se llevaba a los establos para que pasaran allí el duro invierno y este era el último día en que los muertos podían salir de los cementerios para apoderarse de los vivos y así poder resucitar. Para que esto no sucediera, los celtas adoptaron la costumbre de vestir sus poblados con decoraciones tétricas y conseguir así que los muertos pasaran de largo. Cuando históricamente los irlandeses emigraron a los Estados Unidos, coincidieron por fecha con la celebración por parte de los americanos de All Hallow's Eve, en dónde se iba casa por casa con el famoso "truco o trato" y ambas se fusionaron en una sola, por así decirlo.
Como último dato curioso, los irlandeses colgaban de sus ventanas unas especies de linternas que representaban a sus muertos y las hacían tallando un nabo o patata, pero al llegar a este pais y ante la ausencia de unas y la abundancia de calabazas, nació la famosa Jack-o-lantern, o calabaza encendida.
Besitos sin gluten para los partidarios de una y los defensores de otra.

mer dijo...

Sí, en casa somos más de crisantemos...de hecho, ese ha sido mi día...flores y recuerdos. Paseo con mi madre y visita a los más queridos...lo he vivido año tras año.

Aunque anoche tuve que dar caramelos a aquellos que llamaban a mi puerta jeje

Besitos

Noe dijo...

¡¡Vaya!!, pues sí que ha dado conversación el temita. Entre tanto que si a favor o en contra, y tanta información, acabo de entrar en "shock", nunca me lo había cuestionado.
No lo pensaba, ya que pasé toda mi infancia celebrándolo, a Halloween me refiero, pues estaba en un colegio bilingüe. En aquella época para mí era normal, una fiesta más. En el cole estaba Halloween, y en casa los Tosantos y las flores para llevarlas al cementerio.
Sí que es cierto, que de unos años acá, se está tomando como norma en todos los coles, pero supongo que tiene que ver con la inclusión del inglés en los mismos, y nuestro pequeños lo adoptan con absoluta normalidad, están conociendo otra cultura. No resulta contraproducente, lo digo en primera persona, no crea ningún trauma ni hace que encierres en el baúl de los recuerdos a los tan queridos Tosantos. Son dos formas diferentes de vivir el Día de los Difuntos. Y para poder conjugar ambas están las mamás, abuelas, tías, primas y madrinas, que nos harán vivir los mejores momentos de ambas celebraciones, el jolgorio de las calabazas y el romanticismo de las castañas, nueces, ciruelas y demás frutos.
Así lo he experimentado yo, ahora adorno mi jardín para que mis vecinitos vengan enmascarados, y cargados de chuches, haciendo el "truco o trato", mientras en mí cocina comparten espacio la cesta de las chocolatinas, con la de los tan añorados Tosantos.
(¡vaya!, pues sí que dá de sí el temita).

Cristine dijo...

Pues así será, yo que vivo cada vez más cerca en mi entorno esta incrusión de nuevas formas de celebración, habitos... me parecen ajenas a mi. He vivido un jalouin de lo más normal, sin disfraces, ni calaveras, calabazas ni nada que se le acerque. Es más decidí ponerme color esa noche, que para algo lo valgo!!

Besos

Gudulina dijo...

Yo soy de las tuyas, aunque me acerco más al radicalismo de Nimenos.
¡Menuda polémica has levantado con Don Juan y los crisantemos!

lina escalante dijo...

Yo como tu Maca!!!


besos,
LINA

a nice style dijo...

Genial Maca! Sencillamente grandioso!
Un beso grande