martes, 9 de noviembre de 2010

Sexy

Estaba intentando dejarlo. Vencer mi dependencia. Por mi bien. Las obsesiones mal llevadas no son buenas. Y mira que soy de naturaleza inquebrantable, de voluntad firme. Y de las que presume de que si quiero, puedo. De hecho, lo tenía prácticamente superado después de una importante recaída veraniega.¿Adicciones yo?. Ninguna, ninguna.

Siempre encuentro la justificación que necesito. Que hay que darse una alegría de vez en cuando, que una no es de piedra, que me lo merezco y punto, que en esta vida no estamos para sufrir, que siempre que haya un motivo, por pequeño que sea, hay que celebrar. Y si no, le hecho la culpa a las tan socorridas hormonas, porque es verdad que al final ellas tienen la culpa de todo y yo sucumbo porque no me queda otra, porque es poco inteligente luchar contra los elementos.Si en un momento de debilidad pierdo la cabeza por él,no habré hecho más que escuchar a mi cuerpo, que una tiene sus necesidades.

LLevo unos días especialmente "blandita". Y claro, todo se vuelve desenfreno y frenesí. Necesito mi dosis diaria. Y ya os digo que intento controlarlo, porque no hay nada que me desconcierte más que perder el control.Intento esquivarlo, evitar su presencia y que nuestros caminos no se crucen. Pero el destino hace que de nuevo nos encontremos y que se desaten los instintos. La tentación es demasiado grande. La carne es débil. Y él es irresistible. Tan especial, tan seductor, tan...SEXY.



A veces tengo la sensación de que lo nuestro también es imposible. Porque yo lo adoro, lo necesito, le hace mucho bien a mis glóbulos rojos siempre en ese estado de "danger" ante un peligro inminente de anemia. Pero cuando de la onza se pasa a la tableta saltan los otros resortes del peligro inminente, los sensores que avisan de que la tableta que tengo que conseguir es otra, los de la liga antimichelin. Danger, danger, danger!!!!!. Esto es un sin vivir. Espero tener la valentía de afrontar mi problema y poder contaros en breve que "ya estoy mejor de lo mío".

¿Qué como definiría nuestra relación a día de hoy?:

9 comentarios:

Másdelomismo dijo...

pues no te resistas.... una mujer sin vicios no es nada interesante, Maca querida... yo como he dejado de fumar, de beber, de comer porquerías... estoy super aburrida, tanto que nadie quiere venir a verme....

Besos, sin rencor.

lina escalante dijo...

Maca, sabes que a mi no me gusta el chocolate? ... siii ya se soy una raritaaaa ... ajjajaja


besos,

tienda dolores dijo...

Jajajajja...yo le acabo de dar al After eight, hay que escuchar al cuerpo....y a Malababa!

Besos

Smilax dijo...

mejor comento rápido y me voy... o me como todo el chocolate! ; )

besitos!

Cris Sevilla dijo...

Yo estoy con Ni, no debes resistirte... te lo digo yo, que llevo 2 meses a dieta (12 kgs menos!) y ni lo huelo... ainnssss..... que trizte...;)
Mil besos guapísima!!!
Cris

Piluka dijo...

No me puedo resistir al chocolate, ...ummm.... que vicio!!
Besitos.

MaRtA dijo...

Como te entiendo!!!!! y si es en un bocadillo y morder las onzas...mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Reyes dijo...

Yo ya no sufro. Tomo un poquito todos los días (tomaría más, pero como tu dices, el michelín...) y soy feliz. Viva el chocolate! Besos

Gudulina dijo...

Mientras que seas capaz de reconocer tu adicción no está todo perdido.
El vicio controlado está permitido.