lunes, 19 de octubre de 2009

En ocasiones...

...en mi casa ocurren cosas muy, muy raras. Fenómenos extraños, paranormales, inexplicables,no sé ni como llamarlos. Después de un fin de semana consagrada a poner orden y concierto en casa y reoorganizarlo todo con el cambio de temporada, creo que hoy es un buen día para hablar de este asunto.Contaros mi experiencia tendrá un efecto terapeútico y sobre todo me ayudará a tranquilizarme si alguien (uno sólo me basta) me cuenta que su casa también se convierte a veces en un gran agujero negro. Como si de un programa de testimonios se tratase, aquí y ahora confieso que en mi casa...¡SE PIERDEN LAS COSAS!.



A algunas de las desapariciones que hemos vivido no le he dado la más mínima importancia. Este verano ya os conté que misteriosamente mi crema facial de Caudalie desapareció. De la misma forma en que se fue, volvió. En este caso creo que si hubiera investigado hubiera encontrado una explicación lógica a lo inexplicable, en forma de "duendes" a los que les gusta tocar donde no deben y sin ser vistos.

Sin embargo otras desapariciones si provocan en mí un estremecimiento con sólo recordarlas, sobre todo porque se repiten una y otra vez. Os cuento dos a modo de ejemplo.

Caso 1: El extraño caso de la desaparición de calcetines en la lavadora. ¿Puede explicarme alguien por qué si los calcetines entran en el bombo de la lavadora por pares salen sin pareja?.¿Dónde va a parar el que se pierde?. ¿Por qué a veces aparece cuándo ya no se le espera y en un lugar inverosímil?. ¿Acaso la lavadora es un "agujero negro" dónde los calcetines van a parar a otra dimensión?.Todas estas preguntas me han quitado el sueño alguna vez sobre todo porque tengo una inmensa bolsa de calcetines desparejados deseando reencontrarse con su compañero. Si alguien sabe la respuesta a mis preguntas, por favor que me lo diga.



Caso 2: La desaparición de las tapaderas de las fiambreras. Este segundo caso me resulta más inquietante aún. ¿Dónde van a parar las tapaderas de las fiambreras?. ¿Por qué siempre que voy a guardar una fiambrera en su sitio no encuentro la tapa? ¿Acaso es el lavavajillas otro inmenso "agujero negro"?. ¿Tiene tupperware algo qué ver en estas desapariciones? ¿Es una conspiración de IKEA?.



Y vosotros, ¿habéis experimentado estos u otro fenómenos caseros paranormales incluídos en la categoría "micasaesunagujeronegro"?. Manifestaos.

Respuestas, necesito respuestas...

10 comentarios:

Zerogluten dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zerogluten dijo...

A mí este verano me desapareció una flor de cuero y aún no ha hecho su reentrada, cosa que agradecería antes de que me gaste el dinero en otra igual, cosa bastante habitual en mi, por cierto. Pero esta desaparación también la asocio a algún duende de la misma tribu que los tuyos, que es posible que lo haya depositado en la mismísima basura.
Sobre los calcetines o tapas de tupper, es posible que estén en el Pais de las Maravillas y Alicia cualquier día aparezca cargada hasta las cejas de alegres calcetines y tapas de la república independiente de su casa.
Yo que tú no buscaría respuestas, buscaría una casa minimalista donde, de una sola inspección ocular se vieran donde están los objetos perdidos ;-)
Besitos sin gluten y espero no desparacer el día que vaya a cenar.

Zerogluten dijo...

Es que a mi también me habían desaparecido todas las comas en el primer comentario. Va a ser verdad lo del agujero negro, jaja.
Besitos guapísima.

Chelo dijo...

Jaja, a mi tb. me ocurre, pero no lo decia en público por temor a que me tacháran de loca!! lo peor en mi caso en que desaparecen cosas nuevas y luego no aparecen!!! p.ej. un traje del Real Madrid de mi hijo mayor que desapareció sin haberlo usado el año pasado y del zapato del pie derecho de un par de mocasines nuevos camper de mi marido....que no encontramos ni vivos ni muertos...me ha hecho mucha gracia la conclusión a la que ha llegado zerogluten...seguro que todo lo tiene Alicia!!!bss

nimenos dijo...

ummm, yo creo que los calcetines que desaparecen es que no estaban hechos el uno para el otro... se divorciaron, simplemente.... y tu poniéndolos a los desparejeados en una bolsa estás haciendo una tremenda fiesta de solteros.... mira de vez en cuando dentro de la bolsa, puede que alguno se vuelva a enamorar....

Besos

Piluka dijo...

A mi me suele ocurrir, cosas que desaparecen, yo no se si es que las tiro sin darme cuenta, por ejemplo los cubiertos cada vez me faltan mas cucharillas,
si es que hay duendes en casa o es que guardo las cosas y después no me acuerdo donde.
Besitos.

tienda dolores dijo...

Me ha parecido tan bonita la historia de los calcetines solteros que se vuelven a enamorar, que que mas da que se nos pierdan las tapas del tupper o las cucharillas (confieso: a mi también) que todos ellos encuentren un nuevo sol en que brillar.

De todos modos, te hace falta ya esa casa minimalista.

Besitos.

lina escalante dijo...

Maca me ha encantado este post!!!

A mi me pasa mucho con las llaves de casa ...jejejee.

Será cosa de duendes??
Un beso))


lina escalante.blogspot.com

Cristine dijo...

A mi tambien me pasa eso... hace poco me desapareció la barra de labios y luego volvió a aparecer por arte de magia... Desapareció tambien el lazo que lleve a la comunión de mi hermana y no ha vuelto, y un atril que tenía cuando tocaba la acordeón... tengo una larga lista de objetos desaparecidos!

besos!

Reyes dijo...

Cielos! Yo también he pensado siempre que en la lavadora había un agujero negro! Me conforta saber que eso es algo que no pasa sólo en mi casa.
Besos