martes, 11 de agosto de 2009

En el glorioso año 1969...

...pasaron muchas cosas de lo más interesantes. Fue un año nada anodino, cargado de noticias que luego se han convertido en historia. Noticias buenas, malas, triviales, trascendentes.

Ya sabéis que en ese año el hombre llegó a la luna (yo insisto).



Fue el año de Woodstock.




El año en que los Beatles dieron al mundo entero una lección magistral de educación vial.



El año en que se envió el primer mensaje a través de ARPANET, el antepasado más antiguo de Internet.





Un año en que se podían ver portadas como ésta en las revistas de moda. Este Vogue de octubre del 69 bien podía ser de octubre de 2009.




Un año con muchas parejas como protagonistas. Noticias que menos mal que lo fueron y otras que ojalá nunca lo hubieran sido.

Una pareja de dos hombres que buscaban un destino.




Otra pareja que se casó en Gibraltar.




Otra que protagonizó la más macabra noticia de aquel verano del amor.



Otra que escandalizó a medio mundo con su Je T'aime... Moi Non Plus.




Y aquel glorioso año de 1969 nació él. Tal día como hoy hace 40 años. Para alegría de quien le conocemos y tenemos la suerte de ser sus amigos. Y como si hay algo que le gusta es abrir su casa de par en par y celebrar con los amigos, él no podía dejar pasar este día sin montar un fiestón como el que montó el sábado pasado.




No faltó nadie. Ni el científico recién llegado de la NASA, ni el aristócrata venido a menos a la caza y captura de alguna niña de papá, ni el amigo que acababa de volver de un loco verano en Ibiza, ni algunas celebrities convertidas en la gran sensación de la noche. Y todo ello orquestado por los mejores anfitriones que andaban ultimando su viaje a Nueva York para asistir a Woodstock.


(el recién llegado de Ibiza con la niña de papá recién llegada de Londres que para hacerse la hippie moderna se puso un vestido flower power que mamá le había comprado en París; hippie convencida, vamos)



(¡aunque parezca increíble son ellos! John y Yoko venidos directamente desde el Peñón. Posaron amablemente con la niña de papá, el ibicenco y el anfitrión)


(la anfitriona con Yoko Ono; como veis no le había dado tiempo ni de quitarse el velo de novia)



(la niña de papá que quería parecer hippie, el aristócrata arruinado que quería cazarla, el ciudadano del mundo enamorado de Ibiza y el anfitrión)


(él tampoco se perdió la fiesta e incluso cantó para nosotros)

Si el del 69 fue para algunos el verano del amor, para nosotros siempre será el verano del fiestón.

No se me olvida que aquel también fue el año del cuádruple empate en Eurovisión entre Francia, Reino Unido, Países Bajos y España. Entre las muchas tonterías que hicimos durante la noche, se procedió a deshacer este empate con el visionado de cada una de las actuaciones 40 años después. Y el ganador fue:¡Países Bajos!. Como yo voté por nuestra Salomé y creo que no se tuvo en cuenta el gran esfuerzo que realizó soportando los 14 kilos del maravilloso mono que Pertegaz le había diseñado para la ocasión, hoy mi homenaje es para ella y para esa persona tan especial que a partir de hoy tiene ¡¡¡¡¡40 años!!!!!. Porque desde que llegaste, Manolo de Manolito, todos nosotros vivimos cantando. ¡MUCHAS FELICIDADES!.

5 comentarios:

tienda dolores dijo...

Je T'aime... baby!!
Que casa minimalista y que guapisiiiiima que eres!!!!

nimenos dijo...

ohhhh, que bonito, que bonito.... como te está pegando la fiesta este verano, como aun siendo minimals os gusta la exageración al máximo, como me gusta tu batita revisada.

sigue cantando

Smilax dijo...

ay ay...!

que homenaje mutuo!
el homenajeado por serlo y tu, por celebrarlo con el!!

muak muak!!

encanto! cuidate y hablamos a la vuelta, tenemos pendiente una charla de azoteas y laboratorios, maca!

con cariño, smilax

Piluka dijo...

Que fotos mas divertidas, q bien os lo montais.
Que chalet mas bonito.
Y tu guapísima.
Besitos.

Cristine dijo...

¡que divertido! eres unica contando cosas...

besos guapa!